Saltar al contenido
Paraelpelorizado.com

Productos sin alcohol para el cabello

Productos sin alcohol para el cabello rizado

Muchas veces nos han recomendado evitar productos sin alcohol en su composición para nuestro pelo, ya que no hacen bien a nuestra cabellera, especialmente si se trata de cabellos rizados, afros y secos, en general. Pero…

¿Realmente son dañinos para el cabello?

En el siguiente artículo, conoceremos la realidad de este mito que albergan los productos capilares con alcohol

¿Por qué se aplican alcoholes en productos capilares?

Como se ha mencionado en artículos anteriores, existen diferentes clases de alcoholes, cada uno con diferentes funciones y características. El alcohol se suele agregar a los productos del cabello para:

  • Espesarlo
  • Evitar que se forme espuma
  • Proteger los productos de microbios
  • Actuar como un conservante para mantener los productos frescos durante más tiempo. Por ejemplo, puede pasar un año y una lata de spray para el cabello puede oler tan divino como el día en que lo compraste.

Tipos de alcoholes en productos para el cabello rizado

El efecto de cada clase de alcohol dependerá de su estructura molecular. Por lo tanto, existen:

Alcoholes grasos, con 12 o más carbonos.

Una mayor cantidad de carbonos producen moléculas aún más grasas. Este grupo está conformado por:

Alcohol Bencílico

Es de origen vegetal y se utiliza para regular la viscosidad en las formulaciones. Por lo tanto, actúa como un estabilizador y espesante que puede ser usado para ayudar a que los ingredientes se distribuyan mejor –como un co-emulsionante-

Alcohol Cetílico

Se utiliza como emoliente (para suavizar), emulsionante, espesante y agente de transporte para otros ingredientes. Este suele estar hecho a base de aceite de palma.

Alcohol Laurílico

Derivado del aceite de coco y de la semilla de palma. Se utiliza como emoliente, agente de esparcimiento y surfactante –para modificar la tensión superficial de un producto-

Alcohol Estearílico

Derivado del ácido esteárico, se utiliza como emoliente.

Alcohol Cetearílico

Se usa principalmente como emoliente, emulsionante, espesante y agente de transporte para otros ingredientes. Puede derivarse naturalmente de la grasa del coco o sintéticamente –creado en laboratorios-. Se trata de una mezcla de alcoholes cetílicos y estearílicos, una sustancia blanca y cerosa que cuenta con 34 átomos de carbono.

Se utilizan en productos de cuidado personal, principalmente lociones para la piel, productos para el cabello y cremas. Ayudan a fabricar cremas más suaves, lociones más gruesas y productos de espuma más estables, pues facilita el mantenimiento del aceite y del líquido. Otra de sus funciones es hacer un producto más grueso o aumentar la capacidad del producto para espumar.

El alcohol cetearílico se usa en: lociones y cremas para la piel, hidratantes, protectores solares, champú, acondicionador, cremas para depilación, mousses, tintes de cabello, cremas para el cabello anti-frizz y rímel

Alcohol oleico

Tiene usos como emulsionante, emoliente y espesante. Es más gordo y grasoso que otros alcoholes, lo que lo hace perfecto para productos para el cabello seco. Está hecho de ésteres de ácido oleico que pueden obtenerse naturalmente de la grasa de la carne de vacuno, el aceite de pescado y, en particular, el aceite de oliva (del que toma su nombre).

Alcohol Mirístico

Se puede encontrar en la nuez moscada (de donde toma su nombre) y en el aceite de palma o de coco.

 Esta es la clase de alcoholes que debemos buscar en nuestros productos capilares, pues:

  • Son usados principalmente como un aditivo rico en grasa.
  • Son perfectos emolientes para la el cabello y la piel, pues proporcionan suavidad al cerrar la cutícula de la superficie del pelo.
  • En su mayoría son de origen orgánico o vegetal

Sin embargo, un factor a considerar es que, si se aplican en exceso podrían mezclarse con el sebo natural del cuero cabelludo. De esta manera, crearían una sustancia pegajosa que causaría que el cabello se vea muy grasoso.

También recuerda observar bien los ingredientes de los productos capilares que adquieras, pues sus funciones y características son completamente distintas a las otras clases de alcoholes.

Alcoholes de cadena corta, cuentan con 3 carbonos menos en la cola

Esta es la clase de alcoholes enemigos número 1 de los rizos, pues contrarrestan totalmente al efecto que buscamos para lucir rizos brillantes e hidratados. Este grupo se compone por: el Alcohol Isopropílico, Alcohol denat, etanol, propanol, alcohol SD 40 y alcohol SD.

Se aplican como aditivos, con el fin de ofrecer un mejor trato al cabello en conjunto con el resto de los ingredientes que componen un producto.

Son de rápida evaporación, por lo que suelen ser utilizados para ahorrar tiempo a la hora de secar el cabello. También, en productos estilizados –como los serum o mousses- se usan para asegurar que la fórmula se ha distribuido correctamente por todo el cabello. Esto se debe a que poseen menos peso molecular en comparación a otros alcoholes –como los grasos-

Sin embargo, existen dudas respecto al efecto de un alcohol perteneciente a esta clase en particular: El alcohol Denat

El alcohol Denat

Lo primero a considerar con esta clase de alcohol es cómo actúa exactamente y cómo puede perjudicar ciertos tipos de piel o cabello. Es importante conocer que el alcohol denat no es una forma natural de alcohol, sino más bien un producto industrial.

Se fabrica para crear una mezcla que es deliberadamente tóxica para los humanos, esto como una medida de seguridad para evitar que los alcohólicos beban los productos cosméticos en los estantes (ya que la mayoría de ellos contienen alcoholes).

El uso de esta clase de alcohol en productos puede eliminar el aceite del cabello, evitando que se mantenga suave e hidratado. Por lo tanto, puede causar cabello seco, encrespado y dañado en un corto lapso de tiempo.

Si sufres de estos problemas, es recomendable comprobar los ingredientes de los productos que usas en tu cabello. Puede que contengan alcohol denat u otros de la misma clase.

En resumen, los alcoholes de cadena corta causan:

  • Resequedad y encrespamiento en el cabello. Esto se debe a que su efecto hace que la cutícula se torne áspera, dando una sensación de inconformidad con el producto, por lo crea una sensación de necesitar más. De esta manera se va resecando gradualmente el cabello, esto podría caracterizarse como un “círculo vicioso”.
  • Aplicar estos tipos de alcoholes en cabellos afro/rizado sería extremadamente dañino y fatal, pues modifican aún más la estructura de estos cabellos al segregar poco sebo o aceite de la raíz hasta las puntas. Como hemos mencionado anteriormente, estos tipos de pelos necesitan una ayuda extra para humectar y nutrir cada hebra de cabello. Por lo tanto, no es para nada recomendable el uso de estos alcoholes.

Otros alcoholes

Otra clase de alcohol es el bencílico, el cual se usa como un conservante. Se trata de un alcohol no volátil que no ocasiona daño ni ningún efecto en nuestro cabello. Entonces ¿es malo o bueno?

Curiosamente, el alcohol bencílico es en realidad un producto natural que se produce en la mayoría de las plantas y que se puede encontrar tés y frutas. En su forma natural, se considera mucho más seguro ya que es mucho menos potente.

El problema es que la mayoría de los fabricantes de cosméticos y productos capilares y para el cuidado de la piel optan por utilizar una versión sintética de este alcohol. Por lo tanto, se torna particularmente dañino para los tipos de piel sensible y especialmente inseguros para su uso en niños pequeños, esto se debe a que su sistema inmunitario está menos desarrollado que el de un adulto, por lo que corre más riesgo de desarrollar una reacción en la piel.

Los estudios han demostrado que el alcohol bencílico afecta al sistema inmunológico y que puede conducir a reacciones alérgicas graves.

Esta clase de alcohol se utiliza comúnmente en productos de baño, maquillaje, productos de limpieza, capilares, así como otros productos para el cuidado de la piel.

Sin embargo, es recomendable evitar este químico siempre que se pueda. Aunque puede ser seguro si se aplica dentro de la dosis recomendada.

Cuando hablamos de su efecto en el cabello, puede ocasionar:

  • Cabello seco
  • Escamosidad en el cuero cabelludo
  • Reacciones alérgicas como dermatitis
  • Encrespamiento

Por su parte, el glicol de propileno es un líquido que absorbe el agua por lo que actúa como un humectante, pues atrae y conserva el agua en el cabello al aplicarlo.

Es perfecto para mantener y suavizar los rizos. Sin embargo, algunas personas han experimentado reacciones alérgicas a esta clase de alcohol en su cuero cabelludo.

Este ingrediente se encuentra en productos como:

  • Champús
  • Acondicionadores
  • Co-Wash
  • Productos de estilo –como cremas peinadoras-

El glicol de propileno o propilenglicol es seguro, siempre y cuando no experimentemos irritación o malestar en nuestro cuero cabelludo.

Ahora recapitulemos:

No todos los alcoholes son malos para nuestro cabello, por lo que no es necesario evitarlos siempre.

Ciertamente existen algunos que pueden funcionar correctamente en función a las necesidades de nuestro cabello, ya sea como un humectante o como los ingredientes secundarios de muchos productos cosméticos y capilares. Entre ellos el alcohol cetílico o el glicol de propileno.

Sin embargo, hay que tener en cuenta siempre lo siguiente: probar un producto será la clave para saber si funciona correctamente para mantener y cuidar nuestro cabello.

 En especial a las clases afro y rizadas, pues estos tipos de cabello se ven afectados por diversos factores: el clima, el cuero cabelludo, la alimentación, su textura, entre otros.

Las lacas con alcohol vs Las lacas sin alcohol

Existen diversos productos para el cabello con alcohol que pueden ser beneficiosos para el mismo. Sin embargo, cuando se trata de lacas, surge la siguiente incógnita ¿Cuál es mejor? ¿Sin alcohol? ¿Con alcohol?

Para determinar cuál favorece mejor nuestro cabello rizado, es necesario conocer sus pros y contras:

Ventajas de la laca sin alcohol

Existen numerosas ventajas de usar estos productos en nuestro cabello, como:

  • Eliminan la sequedad del cabello que suele ser causada por las lacas con alcohol.
  • Se pueden fabricar en casa, pues no necesitan de alcohol.
  • Son muy livianas y no causarán ninguna sensación pegajosa al rociar en el cabello.
  • Por lo general no contienen ingredientes artificiales como fragancias (esta es la razón principal por la que mucha gente selecciona este tipo de laca).
  • Tu cabello está protegido cuando aplicas lacas sin alcohol. De esta manera, el cabello crece correctamente y no sufre de daños, se mantendrá suave y saludable

Contras de la laca sin alcohol

Al ser uno de los más recomendados por sus numerosos beneficios, solo existe una desventaja en particular:

  • Las lacas sin alcohol no pueden mantener los rizos durante mucho tiempo y no pueden eliminar el agua del cabello. Esto hace que los peinados no se sostengan adecuadamente.

Ventajas de la laca con alcohol

Como se ha mencionado anteriormente, no es muy recomendable aplicar productos con alcohol en el cabello. Por lo tanto, las lacas con alcohol son beneficiosas cuando:

Te rizas el cabello, pues el alcohol los mantiene a la perfección.

Esto se debe a que los rizos se forman mediante la deshidratación y durante este proceso, las moléculas del cabello se duplican, haciendo que el cabello sea más fácil de manejar.

Contras de la laca con alcohol

Entre los principales contras del uso de estos productos con alcohol, están:

Usar lacas con alcohol en el pelo teñido no es una buena opción, pues el cabello sufre de daños y tensión debido a los tintes. El uso de las lacas puede dañarlo aún más. Por eso, muchas veces la gente elige laca sin alcohol para evitar mayores daños.

Se debe tener en cuenta que tanto las lacas con alcohol como sin alcohol se aplican dependiente del efecto que se desea en el peinado. Por ejemplo, si una persona quiere sacar el máximo provecho de su cabello, maximizar el aspecto o simplemente busca la fijación de su peinado.

La laca con alcohol contiene muchos productos químicos y eso debe tenerse en cuenta cuando se trata de decidir qué efecto se desea en el cabello. Es realmente una gran decisión a tomar.

Recuerda que la única manera de conocer si un producto es bueno para el cabello, es aplicándolo. El ensayo y error es el método ideal para conocer los mejores productos para nuestro cabello