Saltar al contenido
Paraelpelorizado.com

Metodo Curly Girl o Curly Girl Method: Guía definitiva para tus rizos

Metodo Curly Girl Rizos

El Metodo Curly Girl o Curly Girl Method (CGM) es un conjunto de fundamentos básicos para el cuidado del pelo rizado, basados en la filosofía de la estilista Lorraine Massey y los consejos que propone en su libro ‘Curly Girl: The Handbook’.

Desde su lanzamiento en el año 2010, este libro ha logrado reunir un gran número de simpatizantes en todo el mundo, convirtiéndose en -valga la redundancia- el manual de cabecera para las chicas con pelo rizado. 

A medida que el libro ha ganado popularidad, las experiencias que sus seguidores han tenido poniendo en práctica sus consejos, han ampliado el Metodo Curly Girl con nuevos principios y recomendaciones que no forman parte del libro. Creando de esta manera, un movimiento en sí mismo. 

En este artículo haremos un repaso de todo lo relacionado a este método de cuidado capilar para curly girls con el cabello rizado. Incluyendo tanto las ideas propuestas por la autora Lorraine Massey en el libro original, como aquellos tips que han nacido gracias al ‘boca a boca’ y las redes sociales. 

Fundamentos básicos del Metodo Curly Girl

Las directrices a seguir en el metodo Curly Girl para el cuidado y tratamiento de tu pelo rizado, son las siguientes:

  • El cabello no debe ser peinado con cepillos ni peines, hay que desenredarlo con los dedos cuando está húmedo (nunca en seco).  
  • No utilices productos con siliconas, alcoholes secantes, sulfatos, parabenos, ftalatos, ceras ni aceites minerales. Únicamente se considera apto el uso de productos que no tengan estos ingrediente.
  • No apliques calor en tu cabello; ya sea aire o agua a bajas temperaturas.
  • Hidrata tu cabello con frecuencia para mantenerlo bien hidratado.
  • Las toallas que usas para el cabello deben ser de microfibra y no toallas convencionales. 
  • Al momento de dormir, debes usar almohadas o gorros hechos de satén. 

¿Se deben seguir estas recomendaciones a ciegas?

Los principios básicos del Método Curly Girl han sido diseñados por la profesional de la industria del estilismo Lorraine Massey, quien además es una curly girl (chica con el pelo rizado) y tiene años de experiencia en el mundillo. Por una parte, estos principios no son una ciencia exacta; y por otra, están respaldados por la trayectoria de una experta en la materia. 

Seguir al pie de la letra estos principios depende de cada persona. Hay seguidoras del Curly Girl Method que no siguen las recomendaciones al 100% y de esa manera tienen buenos resultados. A fin de cuentas, los resultados en cuestiones de estética son subjetivos; y lo que a una chica le funciona, puede no sentarle bien a otra. 

Sin embargo, de los fundamentos del Curly Girl Method, se debe rescatar lo siguiente:

  • En cuanto al cepillado del cabello: Es importantísimo no cepillar o peinar el cabello a poder ser nunca, pero si no hay más remdioque hacerlo, que sea cuando está húmedo. En verdad se nota el daño que ocasionamos en nuestra melena al peinarla en seco. Sin ignorar este hecho, no te cohíbas a probar por ti misma de qué forma es mejor desenredar tu cabello. Si lo haces con un peine o un cepillo, cosa que no recomendamos, y tus rizos no se estropean, entonces puedes usar un peine o un cepillo. Y si, de lo contrario, te va mejor usando los dedos, entonces usa los dedos, que es ciertamente lo aconsejado. 
  • En cuanto a los productos que puedes usar: Es importante dejar de usar productos que maltratan el cabello, da lo mismo si tienes pelo rizado, ondulado o lacio. Es esencial cumplir esta norma y comenzar a usar productos libres de sustancias nocivas como las siliconas, los sulfatos y los ftalatos. En cuanto a aceites y ceras, inclusive productos que forman parte de la gama oficial del Curly Girl Method los llevan. ¿Y entonces, qué sucede con estos componentes? Sucede que estos ingredientes están permitidos en dosis pequeñas. Por decirlo de otro modo, los productos oficiales de CGM emplean esta clase de ingredientes en dosis bajas que no resultan perjudiciales. Mientras que la mayoría de marcas comerciales los incorporan en dosis altas para reducir los costes de producción y obtener mayores márgenes de ganancia. 
  • En cuanto a aplicar agua o aire caliente: Según algunos estudios y pruebas realizadas sobre este tema, se puede asegurar que el agua caliente no lastima el pelo ni el cuero cabelludo −siempre que no esté a una temperatura extrema−. Esto hace pensar que no es necesario agua templada o fría al lavar nuestro pelo. No obstante, ¿no es cierto que no es igual lavar loza con agua caliente y con agua templada? El agua caliente remueve mejor la grasa, razón por la que probablemente remueva también aceites y grasas naturales del pelo.
  • ¿El agua caliente se debe evitar entonces?: En cuanto a la temperatura del agua, lo mejor sería evitar los extremos: ni demasiado caliente, ni demasiado fría. ¿Y aplicar aire caliente, está bien? El uso de secadores y aire caliente se asocia con cabello dañado, reseco y más quebradizo; sin importar qué tipo de cabellos tengamos. Aplicar calor genera cambios en cualquier material, de modo que no es favorable para conservar la forma de los rizos que tiene tu cabello. ¿Has notado que el verano es la época del año en que más se daña el pelo? Esto pasa por las altas temperaturas que hay en el ambiente, el sudor, la sal de las playas… Y lo mismo le sucede a nuestro pelo si le aplicamos aire caliente.
  • En cuanto a la hidratación del cabello: Es uno de los aspectos más importantes para tener una cabellera sana y radiante. El curly hair (pelo rizado) tiende a resecarse más que otros tipos de pelo, por lo que no deberíamos descuidar su hidratación.  
  • En cuanto a usar solo toallas de microfibras: De la lista, definitivamente es el punto que menos se verá reflejado en tu cabello. Si tu presupuesto es algo ajustado, es mejor priorizar e invertir tu dinero en los productos más necesarios. Ya tendrás tiempo de preocuparte por los accesorios más adelante. Además, también es válido dejar que el cabello seque solo con el aire, sin usar toallas, e incluso con camisetas cien por cien algodón, que funciona de maravilla. 
  • En cuanto a dormir con gorros o almohadas de satén: El propósito de usar almohadas y gorros de satén, es prevenir el daño que otros materiales producen en el cabello rixado. El satén es un tipo de tela muy suave, liso y fino; por lo delicado que es, es perfecto para evitar el frizz y mantener la forma de los rizos. Al igual que el punto anterior, esta pauta no es la más imprescindible del Método Curly Girl y no sucede gran cosa si no puedes seguirla. Sin embargo, ten en cuenta que todas las horas que pasamos durmiendo o recostadas en una cama, las pasamos con la cabeza apoyada sobre la almohada o la colcha. De manera que si tu almohada está hecha de un material demasiado rústico o rugoso, es aconsejable su reemplazo por una de satén o algún otro material delicado. En cuanto a los gorros de satén, son gorros que se colocan al momento de ir a dormir y sirven para proteger los rizos en las horas de sueño. Usar uno es otra opción a considerar si no puedes conseguir una almohada de satén. 

Aspectos a considerar antes de iniciarse en el Curly Girl Methid

A medida que nos interesamos por el Metodo Curly Girl y por el movimiento que se ha generado alrededor del método, las cosas pueden parecernos verdaderamente extrañas.

El motivo de que sea así, es que ciertas cosas que involucran al Curly Girl Method pueden parecer sectarias; no porque sean peligrosas o generen desconfianza, sino porque vienen de personas que practican los extremos y realizan toda clase de esfuerzos absurdos para lograr unos rizos perfectos.

Obsesionarse y volverse extremista nunca será algo sano. Por eso razón, ten siempre en cuenta los siguientes consejos para no perder el horizonte al iniciarte en el Método Curly Girl. 

Seguir el Metodo Curly Girl requiere empeño y disciplina 

Para seguir el Metodo Curly Girl y hacerlo parte de tus hábitos y ritmo de vida, vas a necesitar disciplina. En primer lugar, porque vas a tener que hacer un esfuerzo económico. En segundo lugar, porque vas a tener que cambiar la manera en que estás acostumbrada a hacer las cosas con tu pelo.

Lo segundo no tiene porqué ser difícil si estás motivada y ansiosa por ver el ‘antes y despues’ que el metodo curly girl supondrá en tu pelo rizado (o curly hair). Lo primero, pues sí lo será, a no ser que no te preocupe gastar sumas considerables de dinero en productos. Si eres de las mujeres que ya están acostumbradas a comprar productos con un precio más alto que la media, entonces el cambio no será brusco para ti.

Caso contrario, ve preparandote, pues uno de los inconvenientes del Curly Girl Method es que requiere adquirir productos a un precio superior que la media, lo cual es algo que sentirás en el bolsillo sobretodo si tienes una larga melena. 

Aprender a conocer nuestro cabello es parte del proceso

Antes de comenzar a buscar productos y leer reviews, debes tomarte una pausa y pensar detenidamente cómo es tu cabello. Este punto es más esencial de lo que crees.

Únicamente cuando conoces bien tu cabello puedes saber con exactitud si un producto te va a funcionar antes de adquirirlo. De cualquier manera, la ‘prueba y error’ es fundamental para conocer cómo reacciona tu cabello a diferentes tipos de producto y descubrir aquellos que hacen maravillas en tu pelo.

Las recomendaciones en el mundo de la estética no son universales, puesto que lo que a una chica le viene genial, puede no funcionarle a otra. Da lo mismo si tienen cabellos o estilos parecidos. Una mujer que conoce su cabello, conoce también sus necesidades y los resultados que tendrá si aplica sobre él cierto tipo de productos. Es un ‘instinto’ muy útil que se desarrolla con la experiencia y la práctica, y que todas debemos proponernos desarrollar. 

Debes adaptar el método a tus necesidades

Las chicas que se inician en el Metodo Curly Girl se encuentran con una serie de pasos, técnicas y requisitos de lo más exigentes. Algunas de las prácticas que han sido creadas por simpatizantes del método y pueden conseguirse en Internet, demandan cantidades considerables de tiempo, dinero y esfuerzo.

Si exploras Internet, podrás ver videos de chicas con baños y muebles llenos de productos para el pelo, procedimientos de lavados que demoran hasta 4 horas en completarse, posturas corporales que supuestamente le hacen bien al pelo… ¿Sirve de algo hacer todo eso? Seguramente sí…, Pero, ¿qué persona puede cumplir con tanto? Hacerlo está alejado de las posibilidades de la mayoría de la gente en cuanto a dinero, tiempo y esfuerzo. Por eso, adapta el método a tus necesidades y posibilidades, y a lo que sí puedas cumplir. 

Tus expectativas deben ser realistas

Pese a que la efectividad del Curly Girl Method está comprobada y puedes esperar cambios muy positivos en tu cabellera si sigues sus instrucciones, el método no es mágico ni produce resultados como por obra y gracia del espíritu santo.

Puede que veas cambios apenas comiences a aplicar el método, pero la realidad es que −por norma general− requerirán tiempo,  especialmente si tu cabello da indicios de estar maltratado y ha perdido su forma, pero te has propuesto recuperar tus rizos naturales.

Se dice que cuando comenzamos con el método, nuestro pelo va a pasar por varias ‘fases de cambio’ en las que nos mantendremos haciendo pruebas con distintos productos hasta hallar los que nos sientan mejor. Nunca desistas y avanza hasta conseguir los cambios que te has propuesto lograr.  

Pasos a seguir para iniciarse en el Metodo Curly Girl o Curly Girl Method

Como ya se ha mencionado, el método no es difícil de seguir pero sobre él existe una cantidad abrumadora de información que puede ser complicada de asimilar si somos principiantes. Los siguientes pasos te serán de ayuda para iniciar con el método sin complicarte demasiado la vida ni acabar perdida en el proceso. 

Primer paso: Antes de iniciar con el método es necesario sanear el cabello eliminando toda la acumulación de residuos que hay en él. Para ello, se llevará a cabo un proceso de limpieza conocido como ‘el último lavado’ y que se basa en lavar el pelo con un champú que tenga SULFATOS pero NO SILICONAS.

Este proceso de limpieza debe durar algunas semanas −se recomienda una o dos semanas, o hasta sentirnos listas para avanzar al siguiente paso− y durante el tiempo que dure queda totalmente prohibido el uso de cualquier producto para el  pelo que contenga siliconas.

La idea de este ‘último lavado’, es que −tal como su nombre sugiere− sea el último lavado que le hacemos a nuestro pelo usando sulfatos, precisamente para eliminar residuos. Una vez este proceso de limpieza haya concluido, nos olvidamos de los sulfatos y las siliconas y no volvemos a utilizar un solo producto que los incluya entre sus ingredientes. 

Segundo paso: Si tu cabello se encuentra muy dañado tras años de tintes, planchas y secadores con aire caliente, conviene hacerse un buen corte para ayudar a sanear el cabello.

Esto depende de los gustos y preferencias de cada chica, pues a muchas les aterra la idea de llevar el cabello muy corto. Si eres ese tipo de chica que aún teniendo el cabello dañado se opone a realizarse un corte, entonces lo que puedes hacer es sanear las puntas con ayuda de tus manos, un espejo y unas tijeras.

Simplemente busca las puntas que están abiertas y estropeadas, y deshazte de ellas recortandolas. Tanto el corte nuevo como la eliminación con tijeras de las puntas dañadas pueden hacerse antes, durante o después del último lavado. Entre más rápido sanees tus puntas, será mejor para ti.  

Tercer paso: Una vez acabemos de hacer el último lavado, contamos con tres alternativas para lavarnos el cabello. La primera consiste en hacer co-wash, es decir, en lavarnos el cabello con un acondicionador libre de sulfatos, siliconas, derivados del petróleo y cualquier otro ingrediente prohibido en el curly girl.

La segunda es hacer Low-poo, es decir, utilizar un champú que −al igual que el acondicionador− solo tenga en su composición ingredientes permitidos. La tercera es seguir el método no-poo, el cual consiste en usar productos de limpieza sin agentes limpiadores agresivos como los que tiene el champú.  

La mayoría de las seguidoras del CGM recomienda el uso de acondicionador antes que champú ¿La razón? No reseca el cabello al usarlo, tiene los mismos agentes limpiadores que el champú y de paso lo hidrata.

Cuarto paso: Nuestro pelo se ha acostumbrado durante años a los ingredientes que estamos suprimiendo. En especial, a las siliconas, las cuales hacen que nuestra melena se vea más sedosa y brillante −aunque su verdadero efecto es el contrario, pues dañan el pelo impidiendo que se hidrate−.

Por esta razón, los primeros días tras hacer el cambio nuestro pelo podrá parecernos seco, sin forma y pajizo. A esto se le conoce como período de transición y es algo por lo que debe pasar nuestro cabello para adaptarse a los nuevos productos que le estamos aplicando.

Sentirás ansiedad y desesperación como ocurre en cualquier abstinencia, y te entrarán ganas de regresar a los productos llenos de siliconas que solías utilizar. Sin embargo, es algo temporal y debes controlar estos impulsos para lograr un increíble ‘antes y despues’ del Metodo Curly Girl. El período de transición varía en cada persona, pudiendo durar solo una semana o varios meses, dependiendo de factores como el tipo de rizo y el daño que tenga. 

Quinto paso: Al principio y especialmente durante el período de transición, se recomienda realizar al menos una hidratación profunda (unas 2 horas por semana) con una mascarilla libre de ingredientes no admitidos en el CGM (siliconas, sulfatos…, etc), para acelerar el proceso de rehidratación del cabello y devolverle la definición a los rizos.

Aunque al igual que casi todo en el método, es cuestión de prestarle atención a tu cabello, saber reconocer sus necesidades, los productos que le vendrían bien y los que no…, etc. 

Sexto paso: Una vez nos hemos lavado el cabello, es momento de ‘peinar’ si quieres lograr una mejor definición y elasticidad en tus rizos −esto es opcional, dejar los rizos sin utilizar productos ni utensilios también es válido−.

Esto ya queda a criterio de la persona y pueden usar la técnica y los productos que mejor les resulten, siempre que sean válidos para el CGM. Por ejemplo, es posible utilizar espumas, geles naturales, cremas ‘leave-in’ para peinar y activadores de rizos.

Séptimo paso: Secar el cabello al aire sin utilizar toallas, es válido también. Si no eres partidaria de secar tu cabello al aire, utiliza toallas de microfibras, o en su defecto, telas o camisetas 100% algodón; y evita aquellas confeccionadas con materiales que no sean esos.

Usar secadores −como ya hemos mencionado− no es lo mejor para la salud de tu pelo, pero si no puedes abandonar su uso porque te gusta usarlos o necesitas secar rápido el cabello para el día a día o una ocasión especial, es imprescindible hacerlo con difusor para causar el menor daño posible.

El pelo se debe tocar lo menos que se pueda mientras se está secando, pues produce encrespamiento (frizz). Y si tienes un cepillo alisador, mantente lejos de él mientras secas. 

¿Qué debo comprar? Los productos aptos para el Metodo Curly Girl

Antes de abordar qué productos son aptos en el Metodo Curly Girl, es necesario hacer una distinción respecto a los mismos: hay algunos productos que son imprescindibles (es decir, son necesarios) y otros que son complementarios (o sea, es opcional comprarlos).

No permitas que la publicidad que abunda en Internet y las recomendaciones de algunas seguidoras del método, te influencien, puesto que algunas chicas usan una cantidad exagerada de productos y apenas una parte de ellos son necesarios. Esto no quiere decir que la mayoría de los productos asociados al CGM no sirvan, sino que no es indispensable utilizarlos. Además, no todas las chicas cuentan con suficiente tiempo y dinero.

¿Entonces, cómo saber si necesito un producto o puedo pasarlo por alto? Los siguientes criterios te ayudarán a definir si un producto es necesario o es opcional:

  • ¿Tu cabello está dañado o reseco? Adquiere productos o tratamientos para hidratar.
  • ¿Tu cabello tiene poco volumen? Los productos para definir son innecesarios o poco necesarios, excepto si notas que a tu pelo en verdad le hacen falta.  
  • ¿La porosidad de tu cabello es baja? Puedes eliminar de tu rutina algunos productos para hidratar y dejar los más importantes.

En otras palabras, identifica las necesidades de tu cabello y planea las compras basándote en ellas. Una vez tengas esto claro y sepas además el tipo de productos y rutinas que te funcionan, podrás invertir tu dinero y tu tiempo en los productos y prácticas que te ofrecen los mejores resultados.

Tipos de productos aptos en el Metodo Curly Girl 

Los productos que son aptos en el metodo curly girl y vamos a utilizar se pueden clasificar de la siguiente manera:

  • Hidratar.
  • Para el lavado.
  • Fijar.
  • Estilizar o potenciar rizos.
  • Productos especiales y tratamientos.

Productos de hidratación

Entre ellos podemos encontrar:

Acondicionadores con enjuague

Son como los acondicionadores de toda la vida, pero aptos para el Curly Girl Method, es decir que no incluyen siliconas, sulfatos ni parabenos.

Algunos de los productos que pueden conseguirse en esta categoría incluyen en su composición siliconas que supuestamente son solubles al agua, lo cual al parecer no es cierto del todo; y por ese motivo no son recomendables, ya que tendrías que usar un champú agresivo para eliminarlas.

Leave-ins o acondicionadores sin enjuague

Se aplican después de lavarnos el cabello, mientras aún está húmedo, y se dejan en el pelo (por eso se llama ‘leave-in’). Puede usarse para reemplazar al acondicionador con enjuague, según cuáles sean tus necesidades. Se comercializan en distintas presentaciones: crema, spray, en gel, etc…

Mascarillas

Son iguales a las mascarillas de siempre, pero admitidas por el CGM. Algunas chicas con pelo rizado (o curly hair), seguidoras del CGM, utilizan mascarillas creadas por marcas convencionales que pueden conseguirse en supermercados y que afirman no tener en su composición ingredientes prohibidos. Sin embargo, el hecho de que sean productos tan procesados, hace dudar de ello.

Productos recomendados aptos para el metodo curly girl:

Acondicionadores con enjuague:

Leave-in o acondicionadores sin enjuague: 

Mascarillas:

Productos para el lavado

Hablando a grandes rasgos, los productos para lavar el cabello admitidos por el CGM no contienen siliconas, parabenos ni sulfatos −recordemos que los sulfatos se mantienen unas semanas durante el proceso denominado ‘el último lavado’ y luego se eliminan−. 

Se dividen en cuatro categorías, que son las siguientes:

Champús low-poo

Son un tipo de champús con agentes limpiadores más suaves que los incluídos en champús convencionales. Por tanto, son menos agresivos para el cabello. Usualmente se utilizan como parte de la rutina semanal de lavado. 

Champús no-poo

En teoría, ni siquiera son champús. Los ‘no-poo’ son un tipo de producto de limpieza sin los agentes limpiadores típicos de los champú −lo cual no significa que no contengan agentes limpiadores−. Si funcionan bien en tu cabello, pueden alternarse con los co-wash y usarse como alternativa de los low-poo. 

Acondicionadores co-wash

Son un tipo de acondicionadores que se utilizan como método de limpieza suave y no son en absoluto agresivos para el cabello. Generalmente, son parte de la rutina semanal de lavado junto a los no-poo, alternando su uso con el de un champú low-poo cuando sea necesaria una limpieza más completa. 

Champús clarificar (clarifying)

Los champús clarificantes, también llamados ‘champú de arrastre’, son un tipo de champú formulado para realizar limpiezas profundas y eliminar los residuos de productos que van acumulandose en el pelo con el paso del tiempo (a esta acumulación de residuos se le llama ‘build-up’ en el mundo de la estética).

La mayoría de los champús clarificante no son aptos para el CGM, pues contienen sulfatos y otros ingredientes prohibidos. Aquellos que lo son, se caracterizan por tener tensoactivos más suaves que los sulfatos, como: Amonium Lauryl Sulfate, Sodium Lauryl, Olein Sulfonate, Coco Sulfate, entre otros.

¿Cómo saber si un champú clarificante es apto o no lo es? Generalmente, basta con leer la etiqueta del producto. Los champús clarificantes no deben usarse como productos de lavado regular, pues maltratarían el cabello al ser demasiado agresivos. Sin embargo, pueden incorporarse en la rutina mensual de lavado para eliminar residuos acumulados que el resto de champús no son capaces de eliminar completamente.

Productos recomendados aptos para el metodo curly girl:

Champús low-poo:

Champús no-poo:

Acondicionadores co-wash:

Champús clarificantes:

Productos para fijar

Tal como su nombre sugiere, son aquellos productos creados para que los rizos mantengan su forma durante el día (o la noche). Los hay en distintas presentaciones, siendo las más comunes: geles (hay algunos densos y otros ligeros), sprays y cremas gelatinosas (o custards).

La mayoría de los geles fijadores convencionales contienen siliconas como ingrediente principal, puesto que es el compuesto que permite fijar el cabello. Así que si buscamos productos fijadores para el pelo, lo primero que debemos mirar es que no tengan siliconas ni otros ingredientes vetados. Lo segundo, que sea un producto diseñado específicamente para el curly hair (pelo rizado). 

También existen productos diseñados para fijar el cabello que −por la forma de algunas melenas− recubre parte del rostro. Este tipo de productos generalmente son ceras y no son invasivos ni perjudiciales para el cutis.  

Productos recomendados aptos para el metodo curly girl:

Productos para estilizar y potenciar los rizos

Son aquellos productos diseñados con el propósito de dar forma a los rizos y potenciarlos.  Es la categoría en la que hay más diversidad. Es posible conseguirlos en distintas presentaciones: espumas, cremas (es el más común), smoothies, mousses…, entre otros.

Probablemente sea la categoría en la que cuesta más hallar los productos correctos para nuestro pelo. No porque sea difícil encontrar un producto que nos funcione, sino por el acabado que va a darle al pelo. Por ejemplo, las cremas suelen ser demasiado densas, así que si tu cabello es fino puede ponerlo grasoso. Finalmente, todo dependerá de probar. 

En esta categoría pueden encontrarse productos como los activadores de rizos (curl activator), cremas estilizadoras (styling cream), formadores de rizos (curl maker), entre otros…

Productos recomendados aptos para el metodo curly girl:

Productos especiales y tratamientos

Aparte de los productos que ya se han mencionado, hay productos especiales para:

  • Aumentar el volumen: Los hay en presentaciones como sprays líquidos, mousses, espumas…
  • Disminuir el frizz: Geles, cremas, sprays, serums, espumas..
  • Tratamientos para el crecimiento o la caída del cabello: Su función es fortalecer el cabello y estimular el crecimiento o prevenir la caída. Pueden conseguirse como productos especiales o en forma de ingredientes añadidos en productos para hidratar, lavar o estilizar. 
  • Tratamientos de proteína: Aunque es habitual que los productos para el cabello contengan proteínas, hay productos que aportan una cantidad más alta y a los que se les conoce como tratamientos de proteína. Sin embargo, las proteínas están presentes en casi todos los procedimientos para cuidar el cabello: mascarillas, cremas para peinar, champús, acondicionadores, etc…

Técnicas convencionales del Metodo Curly Girl

Si has investigado en Internet, seguramente has encontrado información sobre estas técnicas. Parte de ellas son las “originales” del método que la autora propone, pero otras son creaciones de seguidores y adeptos que han ganado popularidad en la cultura del CGM.  

Entre estas técnicas, podemos encontrar:

  • Scrunching: Es la técnica más famosa en el mundo de las chicas con curly hair o pelo rizado. Su finalidad es realzar la forma rizada natural del cabello, ayudando a que recupere su patrón natural. ¿Y cómo se hace? Una vez hayamos aplicado los productos adecuados, inclinamos la cabeza hacia adelante o hacia un lado, tomamos el cabello con las manos y lo recogemos hacia la raíz (de arriba a abajo) mientras lo estrujamos; finalmente, lo dejamos caer de nuevo, soltandolo. Recoger el cabello de esa forma promueve que los rizos recuperen su forma, y apretarlo hace los que productos se absorban mejor. Esta técnica puede hacerse de dos formas: con el cabello mojado, para dar volumen; y con el cabello seco, para suavizar rizos endurecidos por el uso de geles. También puede hacerse con una toalla después de aplicar los productos correspondientes, para disminuir la humedad en el pelo y quitar la “costra” que algunos productos dejan. De manera que esta técnica es indispensable en tu rutina. 
  • Squish to condish: Es otra técnica muy conocida y habitual entre las rizadas. Se basa en recoger y apretar el cabello de la misma forma que en el scrunching pero con el acondicionador recién aplicado. De acuerdo a la teoría, esta técnica permite que el cabello absorba plenamente la hidratación del producto.
  • Finger coiling: Esta técnica consiste en tomar mechones de cabello y hacerlos girar en los dedos (debe hacerse mechón a mechón). Practicarla beneficia la formación de rizos muy definidos en nuestra cabellera y su efectividad aumenta si utilizamos productos especiales.

Cómo y cuándo se deben aplicar los productos (rutinas)

A pesar de que no es nada “oficial” del CGM, el cuidado del curly hair o pelo rizado puede separarse en distintos procesos bien diferenciados. Y que son los siguientes: 

  • Lavado: Se refiere a lavar y acondicionar el cabello.
  • Estilismo: Es la aplicación de productos adicionales o complementarios para realzar alguna característica específica de nuestro cabello. Realizarlo es opcional, pues para que tu pelo se mantenga sano no es necesario utilizar productos como fijadores o geles para peinar (por ejemplo).
  • Mantenimiento: Consiste en la utilización de técnicas y productos que se aplican entre lavados, con el objetivo de devolverle la forma a los rizos. También es conocido como refreshing. Es un procedimiento opcional, ya que sus beneficios son en su mayoría estéticos, aunque puede ayudar a mantener hidratado el cabello reseco o con tendencia a deshidratarse. Otro aspecto a considerar para saber si te conviene realizarlo o no, es la frecuencia con la que te lavas el cabello.
  • Tratamiento: Se trata de productos y técnicas especiales para hidratar, fortalecer y sanear el curly hair o pelo rizado. Los tratamientos son recomendados cuando el cabello los necesita. Por ejemplo, si tenemos tendencia a que se nos caiga el cabello, sería recomendable la aplicación de un tratamiento específico para reducir y prevenir la caída.

Lavado y acondicionamiento 

La frecuencia con la que te laves el pelo depende del tipo de pelo que tengas y los productos que utilices. Si tu pelo se ensucia con facilidad o utilizas productos que dejan muchos residuos, deberás lavarlo con más frecuencia que si no. Por norma general,la aplicación de productos para lavar el cabello se recomienda de 1 a 2 veces por semana. 

El motivo de esa recomendación es que entre menos veces se tenga que lavar el cabello con productos, es mejor, ya que por naturaleza al pelo rizado le falta hidratación −y los productos para lavar deshidratan−. Si los lavados puedes sustituirse por un co-wash, es mucho mejor. Entre menos agresivos resulte para tu cabello el proceso de lavado, será mejor. 

¿De qué forma hay que lavarse el pelo de acuerdo al Metodo Curly Girl? De la misma forma que lo hacemos siempre. Cambian los productos que utilizamos, pero no la manera en que lavamos el pelo. 

Sin embargo, hay algunas cosas que deben destacarse:  

  • Cuando usamos productos sin sulfatos, es recomendable frotar el cuero cabelludo con más dedicación de la habitual usando la yema de los dedos (sin ser bruscos), para lograr una limpieza completa. 
  • Siempre debemos usar un producto hidratante tras culminar el lavado. 

Algunas personas les gusta desenredar su cabello durante el lavado y otras prefieren hacerlo como parte del estilismo. Si te gusta desenredar al lavarte, hazlo con el pelo escurriendo y el leave-in o acondicionador aplicado, de esa manera podrás deslizar el peine o los dedos fácilmente.

Estilismo

Como se ha mencionado, es un proceso opcional. El Metodo Curly Girl tiene su base en el lavado y acondicionamiento del pelo sin utilizar sulfatos ni otros ingredientes perniciosos. El estilismo abarca el desenredo del cabello, la aplicación de técnicas y productos para mejorar el aspecto, el secado del cabello y los toques finales. Es el proceso que demora más tiempo y también el que más varía según los gustos y necesidades de la personas.. 

Los productos a continuación forman parte de una rutina de estilismo, habitualmente este orden: 

  • Hidratación tipo ‘leave-in’.
  • Potenciadores de rizo
  • Productos con propiedades como dar volumen, brillo, mejorar el color, etc.
  • Fijadores

Este proceso puede realizarse en todo el pelo a la vez (más fácil y rápido) o separándolo en secciones (más lento y complicado, pero también más meticuloso).

Todo el pelo a la vez

Tras enjuagarnos el acondicionador, estando en la ducha y con el pelo húmedo y sin estrujar −debe estar húmedo para que sea más fácil distribuir y absorber el producto−, ponemos la cabeza hacia abajo o a un lado y aplicamos el primer producto de nuestra rutina.  

Tenemos que esparcirlo uniformemente por el cabello. Hay varias maneras de hacer esto, sin que se haya demostrado que ninguna es mejor que otra:

  • Usando los dedos para peinar el cabello.
  • Deslizando la palma de una o ambas manos sobre el pelo.
  • Juntando ambas manos y pasándolas por el pelo como una plancha (a esto se llama “praying hands”).

Una vez el producto haya sido aplicado, puedes hacer scrunching para estimular tus rizos. Estos pasos deben repetirse con todos los productos que vayas a aplicar durante tu sesión de estilismo, con excepción de aquellos que deban aplicarse siguiendo instrucciones especiales (los que dan volumen en las raíces, por ejemplo).

Después de aplicar el producto, haz scrunching para fomentar el rizo. Repite con el resto de productos que quieras aplicar, a excepción de aquellos que deban aplicarse siguiendo instrucciones especiales (por ejemplo, los que son para dar volumen a las raíces).

Separando en secciones

Aplicar los productos por secciones requiere de mucho más tiempo y también consumen más producto. Para hacerlo, el pelo debe ser separado por secciones, de modo que hay que dividir la cabellera en varios grupos de pocos mechones (no suele trabajarse con secciones grandes de muchos mechones) y cada sección se trabaja una por una de la siguiente manera:

  1. Primero, desenredamos el cabello en la sección con un peine.
  2. Se aplica en la sección el producto para rizar.
  3. Se distribuye peinando la sección otra vez. 
  4. Hacemos scrunching con los mechones de la sección.
  5. Aplicamos el producto fijador en la sección.
  6. Hacemos scrunching otra vez en la sección.
  7. Repetir los pasos en las demás secciones.

Cuando hacemos el estilismo por secciones, podemos utilizar peines especiales para realzar la forma rizada del cabello,  como el Denman, o también usar nuestros dedos para hacer finger colining con los mechones en cada sección del pelo.

Si queremos hacer finger coiling, el cabello debe estar bien untado con los productos y húmedo para que pueda deslizarse entre los dedos. Algunas personas optan por hacerlo antes o después de aplicarse el producto fijador.

Secado

La elección de secar el pelo al aire o con secador, dependerá de nuestro pelo, de los productos que utilizamos y de cómo reacciona nuestro cabello al aplicarlos.

Cada persona tiene su estilo y hay quienes obtienen mejores resultados secando su pelo con secador luego de aplicar algún producto, como también hay quienes les agrada más como luce su cabello cuando lo dejan secar al aire. Obviamente, obtendremos más volumen en las raíces usando secador. Lo mejor, es probar ambos métodos para ver con cual obtenemos los resultados deseados y que mejor se adapten a nuestra rutina.

Con secador de pelo

Si utilizas el secador recuerda que es imprescindible usar el difusor, y elegir la potencia adecuada dependiendo de nuestro tipo de pelo, si se utiliza fijador, en qué cantidades, etc. Esto hará la diferencia, debido a que entre mayor sea la potencia, mayores las posibilidades de que el pelo quede encrespado (con frizz) y disminuya la forma del rizo.

Al aire

Luego de remover el exceso de agua, haz scrunching con la toalla durante unos minutos para ayudar a que el cabello tome forma rizada. Posteriormente, hay que dejar que los productos que aplicamos en el pelo vayan cumpliendo su función. Entre más tiempo dejes secar el cabello al aire, más definidos quedarán tus rizos. Evita tocarlo hasta que quede seco para que los productos sean absorbidos y se forme la costra.

La costra

¿Y la costra qué es? Cuando los productos de fijación se secan, forman una costra alrededor del pelo. Por esta razón, no se debe tocar el pelo mientras se seca para que la costra se forme y se vaya secando. Después que el pelo seque completamente, sin importar si secamos con secador o al aire, vamos a hacer scrunch para quitar de la costra.

Para entonces, los ingredientes activos que dan forma a los rizos ya habrán actuado. Algo increíble es que, después de hacer esto, el pelo puede pasar de estar tieso a recuperar su sedosidad en cuestión de nada. 

Mantenimiento

No referimos con “mantenimiento” al proceso que se hace entre sesiones de lavado y en el que intentamos recuperar los rizos que se han ido perdiendo con el paso de los días desde nuestro último lavado. 

No hay una regla respecto a cuántas veces por semana se debe realizar una rutina de mantenimiento ni de en qué momento hay que realizarla. Depende de ti crear una rutina que se adapte a su tipo de pelo, necesidades y disponibilidad.

¿Y entonces, cómo se hace el proceso de mantenimiento? Cada persona debe diseñar su propio sistema. Algunos repiten su rutina de mantenimiento, incluyendo el secado, el peinado y la aplicación del producto. Otros utilizan tratamientos y productos especiales. Y otros incluso crean sus propios rituales y productos…

El aspecto más importante del mantenimiento es que el pelo se conserve bien hidratado, sobre todo si solo lo lavarémos  una vez durante la semana. Si quieres una rutina fácil, compra un producto de hidratación tipo leave-in. No olvides que tu cabello debe estar húmedo para aplicarlo. 

Tratamiento

La elección de un tratamiento de acuerdo a las necesidades presentes en tu pelo. Los tratamientos más usados para curly hair (pelo rizado) suelen ser los de de proteína y los de hidratación profunda.

Hidratación

Es recomendable aplicar de forma semanal algún producto especial para cabellos rizados.

Proteína

Los tratamientos que nutren el pelo con proteínas son sumamente beneficiosos para reparar cabellos dañados por decoloraciones, tintes, años de usar los productos incorrectos, etc. Además de esto, en ocasiones podemos tener el pelo más quebradizo o más delgado de lo normal, por factores como el estrés, el clima, los cambios hormonales, etc… 

En este tipo de circunstancias los tratamientos de proteína vienen genial. Para cabello quebradizo, se suele añadir a nuestra rutina un producto que aporte una cantidad elevada de proteínas. Y para cabello delgado, se aconseja lavar el cabello una vez con productos de gran aporte proteínico, lo cual se debe acompañar de productos de hidratación profunda.  

Esperamos que los productos, técnicas y recomendaciones que hemos recopilado en este artículo, te sean de utilidad a ti y a tu hermoso pelo rizado. Y recuerda que la mayoría del contenido que hemos compartido, ha sido originalmente divulgado por la estilista Lorraine Massey, autora intelectual del método curly girl.